¿DEPRECIACIÓN POR USO?

Ya hemos visto, que el valor a nuevo es una garantía que manteniendo el seguro revalorizado anualmente, nos garantiza el recibir el valor del bien dañado-siniestrado que tiene en el momento de la ocasión del hecho que causa los daños, en su totalidad. Para hacerlo bien, los peritos tendriamos que tasar los daños, teniendo en cuenta la depreciación por uso, y luego aplicando el valor a nuevo, de estar contratado, tasar por la totalidad hasta el valor a nuevo. Cada aseguradora marca su porcentaje de lo que quieren garantizar como valor a nuevo. Es decir y como ejemplo diré que una aseguradora, de las muchas que operan en España, dice que considera el valor a nuevo hasta el 75% del valor del objeto. Eso que quiere decir, pues que si el perito una vez estudiado el objeto dañado, determina que hay que aplicarle un 40% de depreciación por uso, automáticamente pude proponer indemnización por el 60% que valora a “Valor real” (valor de un bien, aplicándole depreciación por uso, mejoras, mantenimientos correctos o incorrectos, vida util…) más el 40% que inicialmente a depreciado por uso, aplicando la garantía de “Valor a nuevo.” Si se diera el caso, de que la depresión por uso fuese el 80 % lo cual ya se considera “valor residual” (valor de un bien cuando ha acabado su vida útil, presenta mal mantenimiento, no tiene mejoras…) porque al final siempre queda un valor. Al condicionar la garantía de valor a nuevo, a que la depreciación no supere el 75% ya no se puede aplicar, y se procede al pago del valor residual del 20%.

Leer más