¿EL SEGURO,  EL TEXTO QUE LO DESARROLLA, TIENE ALGÚN SOPORTE LEGAL ?

Como todo contrato pactado y firmado por escrito o no;  el seguro siempre es un contrato por escrito.   Tiene un soporte legal.   Las Leyes tiene rangos entre si, que hacen que una inferior no pueda contradecir una superior.   En España, la de mayor rango es la  Constitución del 78,  y la de menor rango es la costumbre sobre lo que no exista ninguna ley. 

El contrato del seguro,  es un compendio coberturas, limitaciones y exclusiones que queda recogido en un documento llamado Póliza de seguro,  a su vez en dos textos distintos pero que no se pueden desvincular uno del otro.  El más importante es el Condicionado Particular,  que es dónde se identifica el qué y / o a quién aseguramos,  y las coberturas concretas que estamos contratando, por un valor establecido entre las partes y que estamos pagando por el seguro y por cuanto tiempo estamos cubriendo o cubiertos por ese seguro-contrato.  Y el Condicionado General,  donde nos explican todas las coberturas que se pueden garantizar por ese contrato, independientemente que las hayamos contratado o no,  en que condiciones nos ampara el seguro en cada supuesto, normas de valoración según la aseguradora etc.               Por encima o con mayor rango  tenemos en el caso asegurador,  la  ley 50/80 del 8 de Octubre y texto refundido Real Decreto 6/2004;  29 de octubre 2004;   El Código Civil;  Código Penal;  Constitución Española; Leyes  Europeas…

Leer más